IVANA NOMADE DIGITALE

Fra il Dentro e il Fuori. E la scoperta del Cerchio.

Incursione di Gisella Evangelisti nella biografia di Ivana Pinna

Se il buon giorno si vede dal mattino, qualche flash recuperato dalle vaghezze della mia infanzia vi dará un’idea delle precoci lotte di una bimba contro i limiti e confini del suo mondo. Eccomi a un anno alzandomi dal lettino di notte, per andare in bagno, da sola al buio. Eccomi imprigionata con altri due fratelli piú piccoli dentro un box di 1 metro e mezzo quadrato, una specie di recinto utilizzato da mia madre nel tentativo di tenerci per un po’ zitti e buoni. Ma ecco un piede (il mio) che martella a calci il portoncino di casa, per inseguire lá fuori mia madre, e si ferma solo quando vi appare un grosso buco.

STORIE: ALESSANDRO

di Gisella Evangelisti

Succedono cose turche, in tempi di Covid, e non solo per la Basilica di Santa Sofia di Istambul passata ai muezzin o Silvia Romano passata dalla minigonna a vestirsi con tendone islamico, (cose che succedono nei sentieri tortuosi della storia), ma anche qui da noi, nel nostro Bel Paese che si riteneva solidamente ancorato al Primo Mondo e invece scivolando scivolando, un giorno dopo l'altro, si é ritrovato a suonare il campanello della Caritas. O dell'Unione Europea, o tutte e due. Abbiamo invitato  Alessandro Bressan, un italiano di lungo corso, a raccontarci qualcosa delle sue esplorazioni fra i paralleli di questo nostro mondo, bellissimo e sgangherato. Di quelle quattro cose che ha capito, e se dopo tanti chilometri  si ritrova piú felice, o piú disincantato.

Mia madre ne aveva, di gatte da pelare. Tre figli di cui uno mai totalmente addomesticato (io), oltre a un marito che non resisteva in un lavoro troppo a lungo perché sicuramente ce n'era uno migliore che lo aspettava. Anche se in garage teneva una Porsche, era difficile far quadrare i pranzi con le cene. Se mia madre reclamava, erano scene turche. Appunto. Finché fra un tafferuglio e l'altro, un giorno il progenitore decise di andare a comprare le sigarette un po' piú in lá, e si trasferí all' estero dove formó un'altra famiglia. Mi ci é voluto un bel po' a perdonarlo. Bisogna riconoscere che era stato un padre precoce, a 21 anni si ritrovava giá con due figli, forse  non ce l´ha fatta a star buono nella foto familiare con due marmocchi in braccio, ed é sclerato. Peró che maltrattasse mia madre non lo sopportavo.

ARAUCANIA: COSMOVISIONES OPUESTAS

di Jorge Fernandez         [trad. italiana]

Escribo una novela situada en las últimas décadas del siglo XIX donde la familia protagonista se instala en terrenos de la frontera (así se llamó la zona habitada por los mapuches) que el gobierno de Chile recién incorporó plenamente al territorio nacional después de lo que eufemísticamente llamó la “Pacificación de la Araucanía”. Ciertamente es más fácil entender lo que sucedía entonces cuando, a sangre y fuego, el Estado- Nación venció a quienes se oponían a que su territorio ancestral pasara a tener otros propietarios venidos del norte o directamente de Europa. Fue la época cuando cientos de colonos comenzaron a trabajar la tierra regalada por el gobierno para producir lo que el país y sus habitantes necesitaban. Chile empezaba a ejercer soberanía sobre todo su territorio, creaba infraestructura e incorporaba a todos los habitantes como ciudadanos. La cultura dominante lograba imponer sus términos a los conquistados.

Con la vuelta a la democracia en 1990, la sociedad chilena comienza progresivamente a enfrentarse a las históricas reivindicaciones de los pueblos indígenas, demandas que el Estado reconoce habían sido postergadas desde el inicio de la construcción del Estado-Nación. Derechos culturales, políticos, económicos y sociales de los pueblos originarios que habían sido relegados a un segundo plano, cuestión en la cual los propios afectados se conformaban, viviendo la mayoría de ellos por años en la pobreza. Quizás una de las mayores contradicciones es que la Araucanía fue la única región del país donde Pinochet ganó en el plebiscito.

PROPUESTA AL GOBIERNO RESPECTO DE LA SITUACIÓN DE LA REGIÓN DE LA ARAUCANÍA
FRANCISCO HUENCHUMILLA JARAMILLO
INTENDENTE REGIÓN DE LA ARAUCANÍA
ALGUNAS PRECISIONES:


1. Este no es un ensayo, ni un trabajo de investigación ni un análisis académico; es simplemente una minuta con propuestas que, a mi juicio, deberían adoptarse para encarar la situación que vive la Región de la Araucanía.
2. Este no es un plan de desarrollo de la Araucanía. Todos los tópicos que en esta minuta se señalan convergen y son atingentes para enfrentar la situación del conflicto que afecta a la Región.
Hay muchos temas que siendo pertinentes en un plan de desarrollo aquí no se tocan por las razones señaladas. Pienso por ejemplo en el tema educacional que tiene características nacionales, lo mismo la salud o la política de vivienda, contaminación, desarrollo urbano, tratamiento de residuos, transporte etc.
3. Esta es una propuesta que parte de la base que la estrategia judicial y policial, usado por los distintos gobiernos desde la década de los 90 a la fecha, está agotada.
Por lo tanto, esta propuesta se basa en un enfoque político que pretende ir al fondo de las causas de por qué un sector del mundo mapuche optó por una vía no institucional.
Esto no quiere decir que los delitos no deban perseguirse. Pero, pretender que la vía judicial y policial es la solución a nuestros problemas como región, es lo que yo cuestiono porque ese camino no ha dado ningún resultado.
Por lo tanto, esta es una opción por la vía política.
4. La situación de la región está cruzada por la pobreza. Por ello, todas las medidas propuestas deben leerse en dos claves: las medidas políticas y las medidas para superar la pobreza.

DESIGN BY WEB-KOMP